Y seguímos con las reseñas de nuestro libro Por qué y para qué llueve, esta vez de los amigos de la revista El Árbol Rojo, donde hacen una reseña muy bonita y especial, espero que os gueste. Os dejamos también el enlace a la reseña original para que sigáis a la revista. Abrazos para todos.

http://www.revistaelarbolrojo.net/por-que-y-para-que-llueve/

 

El agua no cae del cielo porque sí. Después de leer este álbum ilustrado tan especial descubriremos lo caprichosa que puede ser la lluvia y la nube que le da cobijo.

Porque desde el momento en que la nube empieza a soltar agua, una voz sale del álbum y nos pregunta el porqué y para qué de la lluvia. Y a partir de esta pregunta, Miguel Cerro, autor e ilustrador de este hermoso álbum, nos da unas cuantas razones que se leen como pensamientos en voz alta; razones tiernas como el hecho de estrenar una botas de agua, razones poéticas como que las nubes desde el cielo quieren ver un suelo lleno de paraguas y de colores, razones poéticas como poder contemplar por la noche un inmenso cielo con millones de historias por contarnos o, incluso, razones científicas que salen de los libros y que explican que llueve porque el agua cuando se calienta se transforma en nubes y cuando se van haciendo más grandes, llega un momento que no aguantan el peso y caen a la tierra en forma de lluvia.

Un álbum ilustrado que nace para dar voz a un nuevo proyecto editorial de Miguel Cerro, Libros de un extraño árbol. Un álbum de mirada fresca y actual, con una ilustración rica en su paleta de colores y formas de contornos sencillos pero con rasgos muy especiales, como las caras de perfil pero con dos ojos que provoca a la vista un juego que se traduce en diferentes emociones.

Un álbum ilustrado que cuida cada detalle, como las guardas del libro que se abren dando paso a una ventana desde la que vemos un sol brillante y un paragüero con un paraguas, y acaba con un cielo nuboso con lluvia y el paragüero vacío. Una bonita historia para compartir y seguir buscando los porqués de la lluvia, esos nada científicos que dejan volar esa imaginación tan despierta en los niños que ciertos adultos deberían desempolvar.

Desde el árbol rojo queremos felicitar a Miguel Cerro por su nuevo proyecto, y animarlo a seguir contándonos nuevas historias llenas de sentimientos, emociones, pensamientos… con la ilusión y pasión que él lleva dentro.

Por Olga Vives